Como en los partidos de fútbol, no es lo mismo jugar en casa que fuera….nooooorrrrrrr. A ver, a papá, a mamá y a los amiguetes, siempre les vas a parecer que vas “mas bonito que un San Luís”, el tema es parecérselo a quien no te conoce y sólo va a ver de lo que eres capaz por tus propios méritos, sin ideas preconcebidas, aunque también es cierto que las expectativas es algo que no se puede evitar tener.

Este sábado se celebraba el aniversario de la Parroquia de San Germán en Madrid, Parroquia de referencia en la cuna del chotis y los churros con chocolate, que entre otras cosas es una de las impulsoras del “Movimiento Emaús” y con una vida misionera bastante activa, y con ese motivo uno de los actos previstos era un concierto de nuestro Coro Góspel. Habría de todo, gente curiosa, amantes del Góspel o desconocedores absolutos pero con ganas de probar algo diferente. En la secretaría había una mujer que comprando la entrada comentaba “yo voy a ver, porque he visto coros Góspel en USA y a ver estos, que soy exigente….”….”Glup”, te hace tragar saliva como si estuvieras en el Gobi y sin cantimplora…..

Salimos a cantar con la bendición del Padre Joaquín, uno de los sacerdotes de Santo Tomás Moro, bendición llena de luz que aterrizó sobre todas y cada una de nuestras cabezas y corazones, y ahí empezó el subidóoooooooon, porque esto es como una droga, de las buenas, de las de verdad, haces un viaje al cielo en primera clase!!!!!!

IMG_7636

El repertorio era Góspel de los puros, como dice la jefa : “si no has cantado esto es que no has cantado Góspel”… y algunas canciones muy significativas para nosotros, una de ellas compuesta por Matina y otras dos que provocan la emoción en plena actuación, y algunas acabamos con lagrimitas asomando, intentando contenerlas para no parecer un oso panda mientras la de al lado te agarra la mano.

IMG_7630

Te vienes arriba con cada canción porque nos gusta y se nota!!! Cuando de pronto ves que, a medida que vas cantando y sudando como un pollo en el horno de asar, porque tienes focos y poco espacio para poder bailar, la gente aplaude a rabiar y se levanta y da palmas… cuando va a acabar el concierto y la gritan en pié “noooooooo otra por favor no os vayáis”, y ves a la de los Coros de USA pegando saltos como tu, dando palmas sonriendo y coreando las canciones… eso… como se suele decir, es para vivirlo, no para contarlo!!!!!!!!!!.

Nuestros músicos se salen, Ángel que es capaz de montar una batería con dos palos y un plato y sonar como lo hace como el profesional como la copa de un pino que es; Bruno el teclista es increíble con los dedos, otro músico excepcional con el que tenemos la suerte de contar; Fernando al bajo es maravilloso, siempre sonriente y además lo coge todo en cero coma tocando ese instrumento tan desconocido pero tan importante; Joan nuestra guitarra acústica a lo George Michael que suena increíble y que nos regala momentos preciosos, y Juan el que nos guía con la guitarra eléctrica y voz masculina, que es un gran profesional, muy perfeccionista y eso se nota y redunda en el grupo, y que sirve “pá tó”. También el reconocimiento a ellos y el resto de chicos del coro que se desviven montando y desmontando, y haciendo muchas horas con Matina, para que todo esté perfecto cuando lleguemos. Estuvieron enoooooormes y sin ellos nuestra actuación no hubiera sido tan estupenda, gracias ¡!!!!.

Lo malo es al día siguiente…. es como una resaca… te viene el bajón. Has subido en la Montaña Rusa gospelera y claro… necesitas más de El, de tus compis, y de la música. Te quedas un poco plof….en serio, es una sensación de penita porque ya ha pasado…pero entonces recuerdas y dices ” wow!!!, esto lo puedo repetir en cuanto El quiera”. Así que gracias a su “Amor tan grande”, ese que nos llena cuando salimos a escena, ese que le llega a la gente cuando nos escucha y nos ve, ese que hace que subamos a la montaña rusa de la felicidad y que podamos trasmitir su mensaje y hacer en una hora y media que alguien se llene de El…. ese amor es para agarrarlo… bien fueeeeeeeerteeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!.